lunes, 11 de julio de 2011

Un apunte importante

Hola a todos,

quisiera pedir disculpas a las personas que hayan visto herida su sensibilidad por las últimas dos entradas con las fotografías de la matanza. Me consta que las hay y esta entrada es para estas personas.

En ningún momento se han publicado imágenes del sacrificio del animal ni de su sufrimiento, y tampoco se han publicado imágenes sangrientas porque son hechos que ni siquiera se produjeron.

El objetivo de estas entradas ha sido mostrar este popular y antiguo trabajo que se realizaba  en Peñalba, y que gracias a Ramón y a las personas que este año recuperaron la costumbre hemos podido presenciar. 

Este era el único objetivo. Les pido a las personas que han visto herida su sensibilidad que recuerden las veces que habrán probado los ricos productos que salen de este esfuerzo, y que vean esto como un trabajo de carnicería como el que se desempeña en muchos lugares del mundo. Aquí más tradicional, más sano, en familia, y recuperado por suerte para la causa y el disfrute de todos. En su día esto formaba parte de la supervivencia y forma de vida en Peñalba, y me parece un documento espectacular y muy rico en cultura para el blog y para todos nosotros.

No pretendo ningún tipo de debate con esto, tan sólo quería explicar el punto desde el que "La Matanza" se ha abarcado en el blog, y, en cualquier caso, por supuesto, disculparme con las personas que hayan visto cruel este contenido.

Un abrazo.